Antes de escribirse, las historias se enunciaban; una por una las personas se transmitían sus orígenes, las raíces de sus pueblos, sus formas de existir se realizaban en torno a los mitos