El presente artículo es un análisis estructural que responde a las causas del estado de excepción[1] de facto y que por la durabilidad temporal se está volviendo norma en México. Esto vincula, sobre todo, al sistema económico, la ideología neoliberal y la explotación salvaje de las potencias mundiales como causantes de dicho problema.