Por: Cegatón

Por años, el PRI gobierno entregó concesiones de taxi a cambio de respaldo político electoral, del voto duro transportista. En la actualidad, la baja calidad de servicio, no les permite a los taxistas competir contra las plataformas digitales como uber y didi, y la mayor parte de ellos rentabilizan como “taxis colectivos”; servicio irregular pero tolerado por el gobierno del estado y municipales con sitios clandestinos en pleno centro de la capital de Toluca.

Esta semana, el alcalde Juan Rodolfo puso en marcha 500 unidades del servicio “Taxi capital”, con buenas intenciones como uso de un combustible menos contaminante, monitoreo del ayuntamiento y una aplicación móvil. Pero, un momento, ¿no es un poco extraño? las concesiones de taxi son atribuciones estatales; no municipales.

Deja de ser extraño si nos percatamos que el próximo año es campaña, y el alcalde y sus operadores políticos empezaron temprano y cacaraqueando la palabra “sustentabilidad” buscan aplicar la vieja estrategia de corporativismo político y “Taxi Capital” es un esfuerzo para seducir el voto de taxistas rumbo a las elecciones del próximo año. Hay que recordar que, en el 2018 durante su campaña, al ahora alcalde se acercó a organizaciones taxistas expresando su rechazo por la tecnología de seguridad que existe por norma, en una región donde muchos delitos, desde robos hasta violaciones y feminicidios se cometen en esas unidades.

Al parecer, en la militancia de MORENA, varios políticos de la cuarta transformación buscan perpetuarse en el poder, usando las estrategias del viejo PRI; la maquinaria electoral del voto duro transportista del partido de estado, prolongando así los vicios que hacen del EDOMEX, uno de los más retrasados en movilidad urbana.

One response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.