Por: Aurora Servín

Participan muralistas mexiquenses en la realización.

A 7 días de cumplirse 7 años de la desaparición de los 43, el Comité de orientación política ideológica (COPI) de la Normal Rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos ya cuenta con más de 150 murales en su institución, ubicada en el municipio de Tixtla, Guerrero, la Normal, abrió sus puertas a más de 70 Muralistas de diferentes estados de la República para sumar esfuerzos a la memoria. Con la colaboración del Colectivo de los olvidados de Ayotzinapa y el 88 Crew en la gestión de materiales y convocatoria artística.

Los artistas se sumaron a esta acción de protesta visual porque se ha vuelto una tristeza e indignación nacional que retiembla en la conciencia y sentir del pueblo mexicano quien se ha visto traicionado por sus propios políticos constantemente a través de la historia.

El arte mural como transformador de espacios y entornos a partir de la textura, colores, formas y composiciones es importante y necesario para los derechos humanos culturales porque nos mantiene despiertos ante las diversas presentaciones de anestesia social que nos incitan al olvido, desorganización social e individualismo poblacional.

La comunidad muralista tiene entre los 10 y 60 años, la artista más pequeña es Romina con 10 años de edad. Los mensajes que se plasmaron en los murales van desde: mensajes que proyectan historia, resistencia y paz hasta mensajes de odio y sadismo hacia ciertos personajes políticos, se utilizaron técnicas como: aerosol, acrílica, esténcil, modelado en alto relieve y pintura con tierra.

Pesé a que la comunicación con los estudiantes fue verbalmente limitada el reconocimiento del pueblo con el pueblo se puede transmitir a través de las miradas, y compartición de espacio de trabajo, alimento y escaso descanso. Allá fuera el mundo gira en torno a una pandemia mientras que acá dentro alumnos hijos de campesinos (hablantes de lenguas indígenas)  se enfrentan a diversas pruebas disciplinarias de trabajo y estudio para alcanzar 165 espacios disponibles de 800 postulantes existentes para ser acreedores a una formación de docencia con conciencia, resistencia y rebeldía.

Foto: Aurora Servín.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *