Por: Cometa Colectiva

Mientras en otros países el balizado o pinta de la señalización horizontal, es algo común en el mantenimiento de las calles, en el valle de Toluca, en la mayor parte de las vialidades es tan raro, que cuando sucede incluso sale notas en los periódicos.

La señalización es importante, porque regula el comportamiento de los automovilistas y puede ayudar a reducir accidentes. Al ser una necesidad, incluso algunos voluntarios ven una oportunidad de pintar topes y pedir monedas en algunas comunidades.

Por otro lado, cada vez es más frecuente que voluntarios hagan intervenciones de urbanismo táctico, para solucionar y divulgar la necesidad de democratización del espacio público. Mantener las calles en buenas condiciones, requiere altos costos de mantenimiento, y aunque los pavimentos solo son aprovechados por menos de un 30% de la población que se mueve en auto, es más común que los ciudadanos se quejen de los baches que, de la mala calidad de las banquetas, inaccesibles en casi toda la ciudad para personas con discapacidad o de la tercera edad.

La mala calidad del espacio público, se traduce en cifras en el Estado de México, donde según el informe de Alfredo del Mazo, se invierte el 99.9% de los recursos en carreteras e infraestructura vial, mientras es el segundo estado con más muertes viales según el “Informe de peatones y ciclistas fallecidos 2019”.

El municipio de Toluca y su área metropolitana, son el quinto lugar con más muertes viales. Esta administración municipal representa retrocesos graves; mientras otras ciudades impulsaron la bici como alternativa de movilidad ante COVID19, el ayuntamiento retiró el sistema de bici pública y ha propuesto eliminar el ciclocarril de la calle Hidalgo, bajo el errado argumento de que genera tráfico.

Además, no se han construido los kilómetros de ciclovías prometidos por el alcalde en la contingencia ambiental del año pasado. Esta semana el alcalde de Toluca, Juan Rodolfo, publicó en su página los avances en el balizado que se realiza en el centro de la ciudad. Resalta a la vista que dejaron de pintarse, señalización de preferencia ciclista, como las cajas bici.

Este balizado, demuestra el paradigma del siglo pasado con el que se realiza la política pública de movilidad. Donde se balizan por ejemplo banquetas fuera de toda norma, en la calle de Rayón de 60 centímetros, inaccesibles y potencialmente peligrosas. Si así está el centro, cómo estarán calles de pueblos y delegaciones periféricas. Por otro lado, en semanas anteriores, voluntarios de las organizaciones que han impulsado las ciclovías emergentes, presentaron ante funcionarios estatales y municipales, planteamientos para la recuperación peatonal y ciclista, proponiendo mediante adecuaciones geométricas reducir el sobredimensionamiento vial, con la que se espera, reducir muertes viales y que, el municipio y el estado mejore sus prácticas.

Exigimos al ayuntamiento se empiece cuanto antes la construcción de las ciclovías que aporta el gobierno del estado y un cambio de paradigma, de los funcionarios del Municipio de Toluca hacia la movilidad sustentable, como lo estipulan los acuerdos internacionales, como los Objetivos del desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana de la ONU.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *