Por: Odiseo Casares

Jorge Olvera, ombudsman mexiquense, cobra 111 mil pesos mensuales por defender los derechos del pueblo. Barrera Baca, rector de la UAEMex cobra 128 mil mensuales por ser rector de una universidad que no pudo darle gratuidad a sus estudiantes.
Jorge Olvera García, el actual presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), fue rector de la Universidad Autónoma del Estado de México durante el sexenio de Peña Nieto, en el que las “Reformas” estructurales fueron aprobadas y varios de los rectores señalados en la estafa maestra (Olvera entre ellos) pagaron publicidad a medios nacionales y locales para aplaudir y aprobar mediáticamente el actuar del ex presidente.
Como se sabe, y no es algo que a estas alturas puedan esconder como lo intentaron con la propuesta de “ampliación de mandato” en lugar de llamarla reelección, hecha por Barrera Baca; las elecciones de rector en las que llaman a votar a los universitarios por un solo candidato, son una simulación.
Luego de que Olvera fuera impuesto como rector a la comunidad estudiantil en 2013, y después de haber colocado la autonomía de la UAEMex en entredicho, así como las acusaciones directas de desvío de recursos, bien lo dicen los colegas de Animal Político “Graduados en desaparecer dinero público”, el pago que Olvera recibió por su apoyo incondicional en las reformas estructurales, y el desvió de cientos de millones de pesos, fue ser nombrado ombudsperson del Estado de México.
El sueldo que recibe Jorge Olvera por ser el protector de los mexiquenses es una remuneración mensual neta de 111 mil 296 pesos, el de Barrera Baca es de 128 mil pesos mensuales por fungir como el representante de los universitarios en la autónoma mexiquense. La Codhem, con Olvera al frente ha recibió como presupuesto en 2018: 247 millones 057 mil 616 pesos, en 2019: 286 millones 570 mil 756 pesos y este 2020: 290 millones 864 mil 805 pesos para ejercer sus funciones que técnicamente son “prevenir y atender violaciones a los derechos humanos de quienes habitan o transitan por el Estado de México, para salvaguardar su dignidad, brindando productos y servicios con calidez y calidad”.
Para realizar su trabajo la Codhem ha recibido entonces 824 millones 493 mil, 117 pesos, una cantidad estratosférica que nosotros pagamos por que se respeten nuestros derechos humanos, sin embargo, la simulación y sueldo de los representantes de estos organismos al ser impuestos luego de haber cumplido sus funciones en otros grandes cargos con los mismos sueldazos es una burla y una falta de respeto para todos los mexiquenses, más para quienes padecen cada día las vejaciones, maltratos y violaciones a sus derechos universales.
No obstante, colectivas de mujeres valientes, que se han cansado de esperar respuesta de los representantes de estos organismos, han decidido hacerse escuchar de verdad por las autoridades estatales y federales, tomando las instalaciones de la CNDH en la Ciudad de México y las de la sede de la Codhem en Ecatepec. La respuesta de la Fiscalía del edoméx fue parecida a la que se vivió en San Salvador Atenco en 2006, corretizas, golpes e insultos con palos y piedras, pero esta vez, el ataque fue a mujeres y niños, quienes fueron a exigir la liberación de las detenidas en Atizapán de Zaragoza por parte de elementos de seguridad pública en su mayoría hombres de los cuales ya hay videos sin que se haya detenido hasta el momento a ninguno de ellos por abuso de autoridad y brutalidad policiaca.
Lo que se esperaría de la Codhem, en estos momentos no es una escuálida recomendación que nos cueste a los ciudadanos los millones de pesos citados arriba, sino, al menos la renuncia de Jorge Olvera y que se coloque a una persona que tenga la calidad moral y el respaldo de la población para que sea quien defienda los derechos de los mexiquenses, y no la simulación de un tipo colocado por sus cuates políticos que gana 1 millon 335 mil 552 pesos anuales, lo que una persona con salario mínimo ganaría en 20 años.