Por: Víctor Corrales
Conscientes de la fascinación actual por las series, Gorillaz acaba de publicar su nuevo disco: Gorillaz present Song Machine Season One, un álbum repleto de colaboraciones cuyas primeras canciones o “episodios” se pudieron escuchar desde principio del año. En este nuevo disco Gorillaz pretende ser la banda de apoyo para un montón de artistas que van desde los legendarios Elthon John o Robert Smith hasta raperos emergentes, tal es el caso de 6lack o JPEGMAFIA. El resultado suena interesante
Después del celebradísimo Plastic Beach (2010) la banda virtual grabó un par de discos flojos, tanto Humanz como The Now Now no sorprendieron gran cosa, por eso los adelantos de Gorillaz present… a principios del 2020 fueron buenas noticias; pero vino la pandemia y aunque eso retrasó la salida del disco, la espera valió la pena porqué durante más de una hora Damon Albarn y compañía logran un trabajo divertido y propositivo.
Para Gorillaz las canciones colaborativas son terreno conocido, basta recordar su disco homónimo del 2001 rapeando junto a Del Tha Funkee Homosapien como el fantasma debajo de la gorra de Russell, baterista de la banda, o la docena de colaboraciones del ya mencionado Plastic Beach. Este disco se concentra únicamente en eso, los gustos, obsesiones, y colaboraciones que Albarn y diferentes artistas de distintos géneros logran crear en canciones de 5 minutos o menos.
La primera canción del nuevo album es Strange Timez con Robert Smith. Notas que recuerdan a The Lovecats y Close to Me además de la inconfundible voz del miembro de The Cure con ecos y loops del 2020, es genial. La canción hace referencia a los extraños días por los que vivimos, la indiferencia juvenil y la alienación en una canción no por eso menos bailable. The Valley of Pagans junto a Beck sorprende por dos cosas 1. Lo bien que suena 2. Que no tengan más canciones juntos. Recordando al Beck de los 90 esta canción bien podría estar en cualquier disco que el californiano grabo hace más de 20 años; una sátira a Hollywood y sus ídolos paganos. The Lost Chord es una sensual canción de Soul que el inglés Leee John junto a 2-D interpretan para recordar con nostalgia aquel día en el jardín.
Después un tema de Rap de la costa oeste con Pac-Man junto al aplicado ScHoolboy Q. Delirante sintetizador que recuerdan Dr. Dre. Autenticidad hasta el máximo mientras Q termina con sus rivales: moriste y aun así no viviste nada (you died and still ain’t living). Chalk Tablet Towers junto a St. Vincent es una de las pocas canciones donde la invitada parece acompañar a Gorillaz y no al revés. Cantan: Quiero emborracharme, quiero drogarme, quiero rendirme, quiero irme a casa – mientras suena un pegajoso Oh! Oh! Oh! Oh! OH! al puro estilo de porrista de futbol americano. La siguiente canción es un crossover bien aterrizado. Jugando con una extraña y adorable mezcla de balada trip-hop urbana The Pink Phanthom entretiene y enternece. El dramatismo de Elthon John bien podría sonar forzado al principio, pero conforme la canción avanza te das cuenta de su propósito. Otra canción con un grande; Peter Hook de New Order y Joy Division acompaña a los Gorillaz y a la cantante Georgia para presentar un electro-pop con la nostalgia ochentera en Aries. Cualquier parecido con Bizarre Love Triangle no es mera coincidencia. Tanto Friday 13th como Dead Buttlerflies son temas de hip- hop con mucho auto-tune y vibra parecida, cercanos al R&B.
Desolé junto a la marfileña Fatoumata Diwara cuenta con todas credenciales para ser una buena obra de world music. Y Durante Momentary Bliss escuchamos un collage de pop soñador, Reagge y Piano-bar que asombra cada instante de la canción, un tema que comparten con slowthai y Slaves. Como lo dice su nombre Simplicity es una canción minimalista con un riff repitiéndose una y otra vez mientras unas voces relajadas y murmurantes cantan sobre salmón con jugo de limón y desilusión gratuita. Severed head junto a Goldlink maneja una rima fluida e inteligente y Mortal unknown Orchestra es una amalgama de sintetizadores con un coro que canta sobre una suave decadencia. Las CHAI junto a JPEGMAFIA cantan acompañados de una melodía infantil en una mezcla de japonés-ingles y rimas Peggy en MLS. El disco se despide con How far? un tema de hip hop británico con las rimas del famoso MC y productor Skepta.
Diecisiete canciones y veinticuatro artistas invitados hacen de esta primera temporada de la Song Machine memorable, con algunos tropiezos a mitad del disco, pero aun así altamente recomendable, escúchenlo.

Foto: Facebook Gorillaz


https://www.youtube.com/watch?v=QTt7301PR5k

https://www.youtube.com/watch?v=CJ68kQLS250

https://www.youtube.com/watch?v=G-7U-FDql1A

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.