Por: Ali Pacheco

El gobernador priista Héctor Astudillo Flores, cumple 5 años al mando del ejecutivo estatal vanagloriándose de un descenso de la violencia en el Estado pero que no se refleja en el ejercicio libre del periodismo en la entidad.

Cinco años después de iniciar funciones, el periodo de gobierno de Héctor Astudillo, es el más violento para la prensa en la última década. La organización Artículo 19 ha documentado: 168 agresiones contra la prensa y 6 periodistas asesinados, en relación con su labor informativa.

Artículo 19 ha documentado en #Guerrero, agresiones graves como amenazas de daño físico y de muerte, así como actos de intimidación con armas de fuego, robo de equipo, privación ilegal de la libertad y asesinato.

Según la organización defensora de periodistas, las amenazas provienen en su mayoría de funcionarios públicos y el crimen organizado.

En algunos casos el contubernio entre los agresores es evidente. A todas ellas se suman las presiones para limitar libertad de expresión otorgando convenios publicitarios para utilizarlos como mecanismo coercitivos de autocensura.

El Estado de Guerrero carece de mecanismos que procuren el libre ejercicio de la libertad de prensa. El miedo cunde entre el gremio y los ataques a los medios de comunicación y periodistas son producto de la impunidad de un Estado que no responde, de una democracia débil donde la libertad de expresión está amenazada.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.