Palabras sin nombre

Por: Libertad Zavaleta

“Las golondrinas vuelan y dicen “en este cielo yo siempre he volado”

Con mis abuelos y antepasados “en este cielo siempre he volado”

Otros vinieron, los expulsamos con mis abuelos y antepasados

En este cielo siempre he volado, otros vinieron los expulsamos

Mira que tengo memoria y yo conozco bien mi historia

No me venga con patrañas y lárguese sucias pirañas”

Evelyn Cornejo.

Los pueblos originarios nos han enseñado formas en las que se puede resistir, siempre son los que velan por los recursos naturales que tanto ignoramos en la ciudad, pues es en este espacio asfixiado con asfalto que fuimos desvinculados de los recursos vitales

Sin embargo, en las comunidades la lucha es por la vida misma; si no hay tierra, agua, no hay siembra y por lo tanto no hay comida, no hay vida; cosas como estas se le han robado al pueblo por medio de proyectos extractivistas que el gobierno les entrega a empresas transnacionales. 

La Caravana por el agua y la vida ya está en marcha, y recorre diversos espacios para denunciar el hurto de los recursos que existe a lo largo de todo el territorio mexicano, por parte de empresas transnacionales y nacionales en complicidad  del gobierno mexicano. 

Tal es el caso de la empresa Danone que según el portal de noticias “Desinformémonos” lleva más de 25 años robando el agua a los pueblos para embotellarla y venderla, obteniendo ganancias millonarias a costa del bienestar de los pueblos que están a su alrededor. 

Recordemos que el pasado marzo del 2021 la comunidad nahua de Juan C. Bonilla en Puebla, liberó las instalaciones de la planta embotelladora Bonafont, marca perteneciente a la transnacional Danone que tenía un pozo registrado para el “uso doméstico” pero su real función era extraer ilegalmente la mayor cantidad de agua a la comunidad y secar sus pozos. 

Desde entonces, se levantó la casa de los pueblos “Atepelmecalli” en la cual según testimonios de la propia comunidad en su canal de YouTube, funcionaba para distintos fines, entre los cuales destacaba   un centro de salud que atendía a toda persona que lo necesitara, este centro de atención se sustentaba de forma autónoma con ayuda de la propia comunidad, así mismo, se contaba con un taller agroecológico en el cual retomaban las enseñanzas de una comida saludable y sustentable, entre otras funciones.

Este año, en marzo, a punto de cumplir un año de liberar miles de litros de agua, el Gobierno de Puebla facilitó armas y soldados a la transnacional Danone para despojar a Atepelmecalli.

Los pueblos siempre van a estar en defensa y cuidado de lo suyo, por lo que la caravana inició el 22 de marzo, que es el día mundial del agua, y el ahora, aniversario de la liberación de la planta.

La Caravana visitó la planta de Bonafont en Toluca este 7 de abril desde las 9 de la mañana, esta empresa registrada como Embotelladora AGA de México extrae, según el Registro Público de Derechos de Agua REPDA, aproximadamente dos millones de litros de agua al día, una cantidad preocupante para los mantos acuíferos y para una comunidad con constantes cortes de agua y desabastecimientos.

Es importante recordar que la defensa por el territorio también existe en la ciudad, la lucha por los recursos naturales es un factor muy importante para nuestra supervivencia, las periferias sufren escasez de algo tan básico como el agua; tan solo en los alrededores de Toluca  tenemos al menos dos pueblos en donde los comités de agua intentan ser coaccionados por la falta de pago de la luz que se utiliza en los pozos lo que genera con deudas al CFE y pretextos perfectos para que el Estado ofrezca municipalizar el agua, para que así el  gobierno pueda generar contratos con empresas nacionales o transnacionales (no importa de donde, roban igual), contratos que resultan benéficos para todos, menos para los municipios. 

Ejemplos del despojo existen muchos puesto que está empresa no sólo lucra con la extracción desmedida de recursos, también lo hace a través del trabajo asalariado precarizado, más en una ciudad industrial como lo es Toluca, como simple ejemplo, la planta de Coca Cola que, según su propio portal, presume descaradamente que en 2019 fue la planta más grande del mundo y que: “Esta planta COCA-COLA FEMSA a sus 20 años produce 1,800 latas de refresco por minuto». Los “Pueblos unidos contra el despojo capitalista” están en constante defensa y lucha por proteger los recursos, es importante estar alerta; recuperar la memoria de toda la historia de despojo que tenemos como ciudad es primordial para comenzar a ver el grado de despojo que se comete tan solo en nuestro municipio.

Fotografías: Libertad Zavaleta

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.