Por: Ali Pacheco
Las salas de conciertos de Toluca atraviesan una aguda crisis económica por el COVID 19. Desde el inicio de la contingencia sanitaria por COVID 19, conciertos y sesiones vía streaming fueron cancelados causando el detrimento de Sala Traffic y otros foros musicales de la capital mexiquense.
“Es un hasta pronto” dice Adolfo “Bofetz” Martínez, copropietario de Traffic Noticias y Sala Traffic en un podcast publicado en el canal Orange Lab Radio, de Lucho González en la plataforma musical de Spotify
La entrevista de una hora, devela las peripecias de Bofetz y compañía para echar andar un medio musical especializado en la escena local y en su emprendimiento para hacer realidad Sala Traffic.
Bofetz, relata anécdotas, analiza el presente del rock, los conciertos y critica a la prensa musical. Con su característico humor, describe el inicio y explica el porqué del hasta pronto de la Sala.
Tras su reapertura en febrero de este año con nueva locación para tener un aforo más grande y presentar un mejor servicio, el local cerró sus puertas a solo un mes de haber reiniciado sus conciertos. “La Sala” fue uno de los muchos negocios que cerraron afectados por las restricciones sanitarias. Tras el cierre, sus propietarios trataron de acoplarse y realizaron algunas sesiones vía streaming que resultaron ser una grata experiencia pero que no contribuían a mejorar el panorama económico adverso.
“Seguimos pagando renta sin abrir pero seguían pasando los días, semanas, ahora ya, meses… Íbamos a seguir, la realidad es que íbamos a seguir, yo hablé con Adrián y los dos decidimos que sí podíamos incorporarnos a la nueva normalidad, siempre con la esperanza de que habría una vacuna (para el virus) y mantener el lugar», menciona Bofetz.
Tras intentar conservar la exclusividad del espacio, no recibir ningún ingreso y pagar siete meses de renta para solo abrir uno, llegó la hora de tomar la difícil decisión de poner pausa al proyecto y terminar el contrato de arrendamiento del lugar.
Cuando comenzaron las reaperturas de varios espacios culturales y musicales, Bofetz recibió los requisitos que considera imposibles para un lugar que se dedica a la música, donde la interacción entre personas posibilita la propagación del coronavirus.
Para el co-propietario de la Sala Traffic “la salud es lo más importante pero un lugar como nosotros (Sala Traffic) no puede subsistir”. Para los amantes de rock y otros géneros musicales, Bofetz considera “antinatural pedirle a la gente que va a un concierto que se mantenga callado, sentado, con cubrebocas y caretas”.
Bofetz es optimista y espera que a finales de año o el próximo regresen las tocadas reales. En este momento, es más realista, ve en el público un miedo justificado de contraer el virus en algún evento musical.
La Sala Traffic era un lugar en donde “te podías tomar una cerveza con las bandas que tocaban” también asegura que este año Toluca no tendrá “bandas chidas” y que la interacción entre el público y los artistas y la compra de mercancía será extremadamente limitada. “El rock and roll no es así, la música debe provocar algo y si no te lo provoca es porque no te gusta y es vacía».
En el final del tercer segmento de la entrevista Bofetz es contundente “no vamos exponer a las bandas, al personal, ni a los fans, decidimos esta semana dejar el local y cuando los conciertos puedan hacerse como antes y exista una vacuna, vamos a poner un lugar más grande, porque también sabemos que en cuanto esto vuelva a la normalidad todo mundo va querer conciertos y tal vez podamos tener conciertos todos los días hasta que nos hartemos”.
Las palabras de Bofetz son alentadoras y reflexivas, al final no quieren arriesgar a la gente y convertir «La Sala» en un concepto que no es lo esencial de los conciertos del rock.
Sala Traffic ha puesto una pausa a su gran labor y esperamos que regresen pronto. ¡Ánimo!

Comments are closed