Por: Sylvie Fernández

Como el olor a cirios encendidos, la muerte de Anne Rice llegó el 11 de diciembre de 2021 en California, un aroma profundo dejó a su paso, entre velos oscuros y la fragancia de la sangre en los labios de Lestat.
La Reina de lo Oculto nos ha heredado más de 40 obras y deja un legado invaluable para la literatura de horror con su saga de las Crónicas Vampíricas que inicia con la publicación en 1976 de Entrevista con el Vampiro, que junto a sus textos como El Ansia de Whihley Striber le dan al chupasangre una nueva dimensión alejada del Conde de Transilvania depredador, una dimensión padeciente y analítica de su inmortalidad, algo que le faltaba a los nosferatus: humanidad
Anne Rice tomó al monstruo más clásico de todos y lo dotó de personalidad renovando su esencia original, le dio de comer carne de su carne y le dio de beber sangre de su sangre y entró en amorosa comunión creando a los que serían los nuevos vampiros contemporáneos, con perfiles psicológicos y poderosas historias sobre el dolor humano desde la violencia y la angustia existencialista en estado puro.
Una mujer criticada por querer hacer del género del terror un género mayoritario, sacarlo del underground, luego de que el realismo aplastó la ficción y el horror hasta casi hacerlo desaparecer, Anne Rice quien al nacer la bautizaron con el nombre masculino de Howard Allen, pero ella lo trasformó en Anne, así como convirtió su novela Entrevista con el Vampiro en un best seller instantáneo, con su asombrosa confianza en sí misma Anne Rice se atrevió a crear un micro universo literario alrededor no solo de sus personajes, si no de su obsesión con la muerte ya que en el año de 1956 falleció su madre Katherine O’Brien y de solo 6 años de edad muere su hija Michelle de leucemia, a quien le daría vida eterna como la cruel Claudia, la niña vampira, con esto Anne Rice calmo su sufrimiento y le dio a Michelle otra vida, una que nadie podía imaginar. Y sería para siempre. Ni la enfermedad ni la muerte podrían volverla a tocar jamás.
En la pasada entrega de los Premios de la Academia 2022, la gran omisión en su segmento In Memoriam fue para la reconocida escritora, quien hizo lo que parecía imposible: revitalizar desde el origen un género de capa caída. La novela no solamente logró cautivar a los escépticos sobre el terror literario. También aglutinó una legión de fans incondicionales que brindaron un decisivo impulso al género. Anne Rice muere para dejar al mundo lectores educados desde una perspectiva de lo monstruoso que sostuvo. Espante en paz dulce Reina de los Condenados. Que alas de diablos te lleven a tu descanso.
Faceebok, Instagram, Twitter: @ShockTherapymx

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.